Entra en servicio una unidad de vigilancia aérea con drones para mejorar el control del confinamiento.

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias
SUSPENSIÓN TEMPORAL DE LA ATENCIÓN PRESENCIAL AL PÚBLICO  Más información
DECRETO ESTABLECIENDO SERVICIOS ESENCIALES PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES Más información
BANDO SOBRE EL PLAN DE MEDIDAS EXCEPCIONALES PARA COMBATIR EL COVID-19 Más información
REALES DECRETOS Y OTRA NORMATIVA ESTATAL POR EL COVID-19 Más información (actualización constante)

 

El aparato permitirá observar comportamientos contrarios a lo decretado por el estado de alarma en azoteas y zonas comunitarias de urbanizaciones.

 

La Policía Local de Santa Eulària des Riu ha puesto en marcha un servicio temporal de vigilancia aérea con drones para reforzar el control del respeto de las medidas de confinamiento vinculadas al estado de alarma por coronavirus. Con este servicio, que hará servicios tanto de mañana como de tarde, pero que incluso puede utilizarse de noche, se quiere ampliar la capacidad de vigilancia del cuerpo policial de manera que se pueda controlar de manera más efectiva el cumplimiento de las normas, especialmente en zonas de más difícil acceso como las azoteas de los edificios o zonas comunitarias interiores de algunas urbanizaciones.

 

La actividad desplegada por la Policía Local desde que se decretó el Estado de Alarma ha permitido localizar y sancionar a decenas de personas que no estaban haciendo su parte para conseguir el reto de detener la expansión del virus, poniéndose a ellos y a las personas de su alrededor en peligro. Pero la capacidad de actuación está limitada por el extenso territorio que se debe controlar y por la dificultad para poder observar comportamientos prohibidos durante el confinamiento en zonas comunes de comunidades de vecinos y que no se pueden observar desde el exterior. Ahora, con la puesta en marcha de este servicio, se podrá observar si azoteas, piscinas o jardines comunitarios están siendo utilizados para reuniones o actividades grupales.

 

Otra ventaja de esta herramienta es que el dron tiene un gran radio de visión y permite vigilar zonas extensas. Igualmente, al localizar una actividad sospechosa, puede dirigirse a las patrullas en puntos más concretos e, incluso, prever los movimientos de los presuntos infractores y desplegar dispositivos para 'taponar' las posibles salidas en caso de que fuera necesario.

 

Inicialmente, este servicio estará operativo un mes, aunque se puede ampliar si fuera necesario. El aparato usado tiene capacidad de vuelo nocturno, una autonomía máxima de poco más de media hora en condiciones óptimas (aunque siempre se dispone de dos o más unidades para garantizar el servicio el tiempo necesario) y una capacidad de resolución que permite hacer seguimiento de personas individuales desde gran altura. Las imágenes también pueden ser grabadas para registrar los comportamientos inapropiados.

 

El sistema de trabajo se basa en dos equipos. El primero de ellos está formado por un piloto homologado de dron, que puede hacerlo volar en un radio aproximado de unos 500 metros lineales desde su posición y siempre manteniendo el contacto visual. Le acompaña un oficial de la Policía Local que es quien decide las zonas donde actuar, puede determinar si hay comportamientos ilegales o sospechosos y es quien dirigirá a las unidades policiales disponibles más cercanas hasta el punto donde se localiza la infracción.

 

IMG 5100

 

IMG 5078

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Política de cookies