Una quincena de denuncias por no respetar el confinamiento decretado por el Estado de Alarma.

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias
SUSPENSIÓN TEMPORAL DE LA ATENCIÓN PRESENCIAL AL PÚBLICO  Más información
DECRETO ESTABLECIENDO SERVICIOS ESENCIALES PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES Más información
BANDO SOBRE EL PLAN DE MEDIDAS EXCEPCIONALES PARA COMBATIR EL COVID-19 Más información
REALES DECRETOS Y OTRA NORMATIVA ESTATAL POR EL COVID-19 Más información (actualización constante)

La Policía Local de Santa Eulària ha interpuesto este fin de semana una quincena de sanciones relacionadas con la vulneración de la orden de confinamiento decretada mientras dure el estado de alarma con motivo de la expansión del coronavirus. En casi todos los casos se trató de reuniones de personas en la vía pública, pero también se sancionó a una persona que practicaba deporte en solitario y a otra persona que estaba leyendo en un parque. Esta última, además, fue detenida ya que al consultar su identidad se supo que estaba reclamada por la justicia.

 

Entre sábado y domingo se levantaron 14 actas de sanción por estar en la vía pública sin cumplir los criterios en los que está permitido hacerlo, según lo recogen las órdenes dictadas por el Gobierno mientras dure el periodo de estado de alarma. Una docena de las sanciones se han debido a personas que no respetaban el confinamiento y se encontraban reunidas en espacios públicos o comunes. La primera actuación tuvo lugar el sábado a mediodía en la calle Sant Llorenç del pueblo de Santa Eulària des Riu. Una llamada alertaba de la presencia de un grupo de jóvenes fumando en grupo en la vía pública. A la llegada de la patrulla, parte de los presentes emprendieron la fuga, pero los agentes fueron interceptar a dos jóvenes que admitieron que sabían de las restricciones pero que no aguantaban más encerrados en casa.

 

La tarde del mismo sábado se producía una nueva intervención en la calle Claveles des Puig d'en Fita cuando tres hombres fueron sorprendidos por encontrarse en la zona de la piscina de su urbanización bebiendo y charlando, siendo denunciados todos ellos.

 

Cerca de la medianoche, en el entorno del parque infantil de Siesta, una patrulla sorprendió a un hombre que se encontraba sentado en un banco leyendo. Los agentes le informaron de la prohibición de estar fuera del domicilio sin causa justificada y procedieron a iniciar el expediente sancionador. Como el hombre no llevaba identificación encima y aseguraba no acordarse de algunos datos, se decidió trasladarlo a la Jefatura de la Policía Local para poder hacer las gestiones oportunas, descubriendo que sobre esta persona figuraba una requisitoria de orden de búsqueda y detención por parte de un juzgado.

 

Ya al ​​día siguiente se produjo otra intervención en este parque, siendo en este caso siete las personas denunciadas. La actuación se inició cuando, en un control de vehículos en la rotonda de entrada al pueblo, un conductor informó a los agentes que hacía poco había un gran número de personas reunidas en la zona de la calle Ficus. Ante esta información y los indicios de que podía ser creíble, se levantó el control y los policías se trasladaron al lugar indicado, desplegándose los efectivos para cubrir todos los posibles puntos de fuga. Así se pudo sorprender a siete jóvenes presentes, uno de ellos menor. Todos ellos fueron sancionados por no respetar la cuarentena, mientras que uno de ellos también fue denunciado por tener marihuana.

Por último, sobre las 13.00 horas, en la calle Gladiolos se interceptó a un corredor que estaba haciendo deporte en la vía pública.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Política de cookies