Se inician los trabajos para realizar un bancal contra incendios en el Puig de Missa que respete el valor paisajístico del entorno

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

IMG 1105

 

De aquí un días se iniciará un proyecto de protección contra incendios en la zona del Puig de Missa del pueblo de Santa Eulària des Riu impulsado por el Ayuntamiento. Se trata de la creación de una faja contra incendios pero con criterios paisajísticos y de mejora del entorno, una propuesta que podrá estar lista a principios de diciembre y que contribuirá a mejorar tanto la seguridad como la estética de este lugar, respetando sus características particulares medioambientales y las propias de un espacio considerado Bien de Interés Cultural (BIC). El coste de la intervención es de 21.300 euros y correrá a cargo de la empresa Eivinatura.

 

Los bancales contra incendios son franjas de terreno a las que se elimina total o parcialmente la vegetación para que, en caso de que el fuego llegue allí, no tenga material para quemar y pueda detenerse o, al menos, reducir la su virulencia, posibilitando un ataque más efectivo de los medios de combate de las llamas. Igualmente, en caso de que fuera necesario, permite ganar tiempo de cara a una eventual evacuación de espacios hábitats cercanos.

 

IMG 1139

 

En el caso del Puig de Missa, se trata de una pequeña elevación del terreno (52 metros sobre el nivel del mar), situada en zona urbana pero que cuenta con espacios verdes en tres de sus cuatro vertientes, quedando únicamente urbanizada la parte más cercana al pueblo (donde se ubica, por ejemplo, la casa payesa de Can Ros) y parte de su cima. Esta zona verde cuenta con paredes muy verticales y muy frondosas, conectadas además con la zona agrícola del cauce del río. Esto hace que sea un espacio con muchas dificultades para sofocar un incendio que se declarara al ámbito agrícola o forestal. Y este hecho podría poner en peligro las viviendas cercanas y la iglesia, de gran valor etnográfico, cultural y sentimental por el pueblo.

 

Por este motivo ha decidido un 'vaciado' del sotobosque y de las copas de los árboles más frondosos existentes de manera que la masa combustible sea menor y se ralentiza la evolución de las llamas en caso de siniestro. Dado que el Puig de Missa es un espacio icónico del pueblo, con gran atractivo turístico y que puede divisarse desde muy lejos identificándolo como la entrada del pueblo, la opción de hacer un bancal de protección totalmente despoblada de árboles y plantas se descartó. Así, las actuaciones que se llevarán a cabo se basarán en plantear el espacio como un gran jardín, realizando podas selectivas con criterio paisajístico por lo que la mejora de la seguridad no tenga un gran efecto visual.