Santa Eulària des Riu presenta a la ecotasa cinco proyectos relacionados con el ciclo del agua y el patrimonio

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

El Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ha presentado cinco proyectos de interés supramunicipal relacionados con la gestión eficiente de los recursos hídricos, de saneamiento y con la protección del patrimonio, cuestiones que, por definición, son todas ellas de interés de todos los ibicencos y, por tanto, tienen la condición exigida en la convocatoria. El Consistorio ha tenido que presentar estos proyectos a través del Consell Insular y de la Felib, tal y como obliga el Govern que no permite la presentación directa por parte de los Consistorios de sus propuestas, a pesar de ser las administraciones que más directamente conocen las necesidades de las comunidades y que más sufren el desgaste de las infraestructuras y la sobrecarga de servicios que provoca el turismo.

 

En casi todos los casos se pide que se financie el 50% del coste de los proyectos, asumiendo el otro 50% el Consistorio. La excepción es el proyecto de implantar el alcantarillado en dos zonas de Jesús, obra en que se pide la financiación de la mitad, la administración municipal aportaría un 25% y el otro cuarto restante lo asumirían los afectados. Así, se plantean proyectos por un valor total de 7,14 millones, de los cuales con la ecotasa se podrían asumir 3,57 millones; el Ayuntamiento aportaría 3,06 millones y los particulares 0,5 millones.

 

En concreto, Santa Eulària des Riu ha presentado tres proyectos a través de la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares: La realización de la Arteria Norte que llevará agua desalada hasta Sant Carles y que el Govern no ha financiado a pesar de haber hecho obras similares en otros lugares; la construcción de un depósito que garantice el abastecimiento de agua potable en la zona de Jesús y la reconversión del entorno de la Fuente de Peralta en un espacio peatonal y para que sea disfrutado por los ciudadanos. A través del Consell Insular las propuestas presentadas son la reconversión de los contadores del sistema municipal de aguas para implantar la telelectura y reducir fugas, así como la implantación del servicio de saneamiento en las zonas de Ca n'Aubarca y Can Fornet.

 

El primer proyecto, el de llevar agua desalada la zona Norte del municipio, está dividido en tres fases. La primera, para hacer llegar la conexión hasta Sant Carles, es Canar y Cala Llenya, está a punto de finalizar con una inversión de 1,03 millones; la segunda, para extender la tubería hasta las proximidades de es Figueral y de sa Cala de Sant Vicent, está proyectada y costaría unos 468.500 euros, con obras previstas por 5 meses; y por último, se propone financiar la arteria de abastecimiento a es Figueral, que ya está haciéndose y que costará 308.500 euros.


El proyecto para construir un depósito de agua de 4.000 metros cúbicos de capacidad en la zona de Can Furnet es otro de los presentados. Con un coste estimado de 1,09 millones y una duración de las obras de unos cinco meses, la intención es dotar a la red municipal de una reserva de agua suficiente para no sufrir grandes fluctuaciones de presión y garantizar la abastecimiento durante días y no con las limitaciones del actual depósito, de sólo 300 m3 de capacidad.


Un tercer proyecto centrado en la eficiencia de la gestión de los recursos hídricos y la prestación del suministro necesario a los vecinos del municipio y en zonas cercanas es el de la implantación de la telelectura a los contadores de agua. En Santa Gertrudis y es Puig d'en Fita se ha implantado esta tecnología con resultados notables de reducción del agua no contabilizada y la detección más rápida y eficaz de las fugas y despilfarros. En total, dada la complejidad de adaptar cerca de 8.800 contadores, la propuesta se desglosa en tres fases con un presupuesto conjunto de 1,43 millones.


Un cuarto proyecto, también incluido dentro de la mejora de las infraestructuras hidráulicas y del ciclo del agua, es el de dotar de saneamiento y pluviales en las zonas urbanizadas de Ca n'Aubarca y Can Furnet, conectándolas a la red municipal. Se acabaría así con el riesgo de contaminación que supone la existencia de gran número de fosas sépticas. El coste total de la actuación sería de 2,06 millones y una duración de los trabajos de 10 meses.


Por último, dado que se pueden presentar proyectos relacionados con el patrimonio a las ayudas de la ecotasa, se ha presentado una propuesta para reformar el entorno de la Fuente de Peralta para que vuelva a ser un espacio frecuentado por las personas y un lugar de encuentro que permite disfrutar del entorno de Sant Carles y de su paisaje. La idea es desviar la carretera de Cala Llenya para que pase por detrás de la fuente y no justo por delante, lo que permitiría que la explanada delante del pozo pudiera convertirse en un espacio verde y de reunión. Además, se recuperarían canales y un lavadero vinculados a la fuente, de forma que se daría más relevancia a un elemento de gran valor cultural y etnológico, ya referenciado en 1620 y que forma parte de la vida y la memoria de los habitantes del pueblo. El presupuesto estimado de la intervención es de 741.000 euros.