Ball Pagès

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Ball Pagès

 

LOS BAILES 
En nuestras danzas, los papeles del hombre y de la mujer están claramente diferenciados. La mujer, sumisa, pega sus brazos al cuerpo; la mirada fija en el suelo, nuca al hombre. Camina con pasos muy cortos y rápidos, describiendo círculos sobre un mismo centro. El hombre, por su parte, no tiene unos pasos determinados previamente. Con grandes saltos trata de mostrar su fuerza, la hombría con la que ganar el favor de la mujer. 
A veces se ha comparado la imagen de la mujer ibicenca con las terracotas fenicias. Representando figuras femeninas, la silueta triangular (símbolo de Tánit), la actitud hierática y distante recuerdan a la diosa que maneja a voluntad al hombre. El debe esforzarse para seguirla, nunca darle la espalda. 
Al hombre se le puede comparar con el gallo en celo. Está recogido en documentos antiguos un "Ball des Gall" (Baile del Gallo), en el que el hombre perseguía a la mujer, mientras ella seguía con sus círculos sin prestarle atención. Las prendas mas vistosas del bailador -la barretina, los flecos de la faja, el pañuelo en el cuello- vuelan en el aire como la cresta, la cola y la garganta de un gallo.
Los bailes y toda la cultura popular pertenecen a una sociedad rural, campesina. Esto pesará mucho en algunos momentos. Las celebraciones que daban motivo a la fiesta eran básicamente dos. La gente que vive en y del campo no tienen muchas ocasiones para los festejos. Se baila en las bodas y en los pozos y fuentes dispersos por el campo, cuando el nivel del agua de los manantiales era el más bajo del año. Dice la tradición que se escogía una gran piedra de los alrededores de la fuente y se le disparaba con un trabuco. Si la piedra se rompía, volvía el agua a la fuente.

Buscando en el origen de estos bailes, deberemos volver la mirada hacia muy atrás en el tiempo. Los bailes en forma de círculo son quizás los más antiguos de la coreografía popular, con unos tres mil años. Del protagonismo femenino en la danza podemos deducir una estructura matricial en la sociedad, también remotísima en el tiempo. Las diferentes culturas que han pasado por nuestra tierra han ido añadiendo su aportación, respetando de alguna manera, lo ya existente: culto a los astros, a la luna, al agua, cristianización de estos ritos, etc. Incluso el fenómeno del turismo, la última invasión, aunque incruenta, repentina y desbordante, ha influido en las canciones nuevas, compuestas por autores viejos. La influencia árabe es más patente en la música (percusiones argelinas) y en la canción que en las danzas. La canción posee un marcado carácter oriental; las palabras son pronunciadas a medias, solo inteligibles para un oído autóctono acostumbrado a ellas. Las palabras tienen que adivinarse, se cortan sílabas para que encajen en una melodía casi monocorde, monótona. La influencia cristiana es quizá la más fuerte, por reciente. En el año 1235 los señores catalanes bajo el reinado de Jaime I tomaron la isla a los árabes. Su influencia la encontramos en las joyas, los vestidos de los hombres, la lengua que hablamos, etc. A pesar de la cristianización de los bailes y la inclusión de música en la liturgia, puede reconocerse fácilmente el carácter profano de los mismos. 
La manera de efectuar estos bailes varía de uno a otro pueblo. La idea de insularidad parece haberse extendido no sólo a todo lo exterior a la isla, sino a casi todo lo que excediese los límites de la parroquia.

Dentro de los bailes que se hacen, describiremos: 
LA CURTA

Se trata de un baile de corta duración; los pasos y el ritmo son los adecuados para la gente de más edad. Generalmente los ancianos, el dueño del pozo con la heredera de la casa; o los suegros de los desposados -según la ocasión- empezaban la fiesta con esta danza, dando permiso a los demás para continuar.

LA LLARGA
El baile opuesto a La Curta. Los jóvenes muestran su fuerza con un ritmo mucho más rápido. En casi todas las danzas (excepto en una), el bailador escoge su pareja con un golpe de castañuela. Este gesto, un poco rudo para invitar a una mujer es disculpado al final del baile cuando el hombre se arrodilla delante de ella. La mujer le corresponde con una pequeña reverencia.

SA FILERA
Baila un hombre con tres mujeres en fila. Parece un baile de boda en el que la recién desposada es acompañada por dos amigas o damas. El ritmo es el mismo que en La Llarga.

SES DOS BALLADORES
Otra variante de La Llarga. Puede verse como un baile de inspiración machista, como la mayoría, donde un hombre corteja a dos mujeres indistintamente sin decidirse por ninguna. Al final del baile se arrodilla entre ellas. En algunos pueblas de la isla, este baile recibe otro nombre.

EL CANVI DE PARELLA
También variante de La Llarga, en este baile dos hombres escogen la posición adecuada que les permite cambiar de pareja sin romper los círculos simétricos de las mujeres.

SES NOU RODADES
Quizá es la danza más bonita e importante de nuestro repertorio. Con ella culminan las fiestas y se trata de una ceremonia nupcial. Lo nuevos esposos describen una seria de círculos; se separan y se encuentran en el centro, uniendo los codos. A partir de la sexta vuelta, la mujer muestra los anillos (veinticuatro en total), regalo del novio. En esta ocasión el hombre no usará su castañuela para invitar a su pareja, saldrán los dos al mismo tiempo.

LOS INSTRUMENTOS 
La base rítmica de nuestra música es la percusión y el viento. Sorprende un poco que en una isla tan mediterránea no incluyan instrumentos de cuerda en su música. El tambor, la flauta, el espasí (pieza metálica en forma de espada) y las castañuelas, acompañan nuestros bailes y fiestas.

EL TAMBOR
Es un tronco de higuera vaciado con fuego. Las paredes exteriores están adornadas con labrados o pinturas, predominando, en este caso, los colores verde y rojo. Los motivos son vegetales o geométricos. La piel es de conejo.

LA FLAUTA
Es una rama de adelfa vaciada. Únicamente con tres agujeros, también va labrada con forma de vegetales y geometrías. Es un instrumento que requiere más habilidad. Los compositores, no obstante, no tienen conocimientos convencionales de solfeo u otras disciplinas.

EL ESPASÍ
Se trata de una pieza de metal, de forma alargada. Aporta a la música la estridencia del metal.

LAS CASTAÑUELAS
Posiblemente sea el instrumento más peculiar, por su tamaño y su sonido. Confeccionadas con la raíz del enebro, se labran a cuchillo con formas vegetales o geométricas. Aunque las castañuelas sean una pieza muy extendida en el ámbito mediterráneo, las que usamos nosotros son las mas voluminosas que se conocen. Su sonido se asemeja a los cascos de un caballo.

LA XEREMIA
Otro instrumento de viento. Lo utilizaban, sobre todo los pastores. Se confecciona con dos canutillos de caña joven, con una lengüeta vibratoria. En el British Museum de Londres se puede observar una pieza idéntica a la xeremia, se trata del "maid" egipcio. 
Además de acompañar nuestros bailes, algunos de estos instrumentos pueden escucharse en celebraciones religiosas y otras fiestas solemnes. "Ses caramelles" es la canción de la noche de Navidad. "Sa Pujadeta" y "Sa Calera" son canciones ya clásicas de gran popularidad entre los ibicencos.

LOS VESTIDOS
Todos los que se dedican al baile están orgullosos de sus vestidos. La originalidad y autenticidad de algunos de ellos obliga a ponerse encima algunas piezas de más de trescientos años de antigüedad. Mujeres y hombres expertos las remiendan y confeccionan los nuevos siguiendo exactamente los diseños y texturas.
En los diferentes pueblos de la isla, al igual que varía la forma de ejecución de las danzas, también hay pequeñas variaciones en los vestidos. Podemos distinguir tres tipos de vestido, tanto para los hombres como para las mujeres, según su función y antigüedad.

LA GONELLA
Para las mujeres es el vestido más antiguo, probablemente data del siglo XVIII. Es una saya de lana tejida. Se compone de un refajo, jubón de lana tejida, con mangas de satén bordadas, con botonadura de plata y cintas de colores. Delantal, mantón dorado y "cumbaix", pañuelo de encaje que se ajusta a la cola. Se suele llevar un sombrero de fieltro negro de ala ancha.
Las joyas de este vestido son de plata y coral rojo. El oro tan usado posteriormente, escaseaba en aquel tiempo. Estas joyas se ceñían al cuerpo con cintas de colores, bordadas. El número de cintas indicaba el número de pretendientes que tenía la chica. Las mujeres ibicencas eran cortejadas por varios hombres a la vez y en un mismo día. Eran ellas las que teóricamente elegían a sus futuros esposos.

EL VESTIDO BLANCO
Es el vestido de la novia. De color blanco luminoso. Consta de las mismas piezas que la "gonella" (refajos, jubón, delantal, mantón y pañuelo) pero con algunas particularidades. Nunca lleva sombrero. La novia se colocaba refajos hasta que su anchura no le permitía pasar por la puerta de su habitación, sus prendas son de oro. Generalmente era la dote con la que la familia de ella contribuía a la boda. La cruz, "la joia", colgada con dieciocho palmos de cordón de oro (6 o 7 vueltas sobre el pecho) y dos o tres collares. Las mangas van abrochadas con botones de oro. Los anillos pueden presentar diversas formas, sello de la familia, el corazón y la llave de la casa, etc. Estos eran regalos del novio, veinticuatro anillos en total.

VESTIDO DE TRABAJO
Todavía se puede ver, en los pueblos apartados, mujeres ancianas que usan este vestido normalmente. El día de fiesta del pueblo, se adornan con sus joyas o sus mejores vestidos y salen a la iglesia, siguiendo una larga tradición.
Se compone de las mismas piezas, esencialmente, pero el delantal normalmente es largo, corto si se llevan prendas. Se puede acompañar con sombrero ancho de pita (capell de floc), con pañuelo amarillo, pero nunca junto con las prendas.

Para los hombres también presentamos tres tipos de vestido. El que recogemos como más antiguo, parece que proviene de un uniforme militar y podemos situarlo junto a la "gonella". Predomina el negro sobre el blanco. Se usaba un sombrero de ala ancha, negro, semejante al de las mujeres. En el cuello se lleva un gran rosario con cuentas de plata y ébano.
El siguiente es el más popular, posiblemente. Para las fiestas de verano, de un blanco luminoso, con la camisa muy bordada. Faja de colores vivos y chaleco con botonadura de plata: 14 o 24 botones, según la riqueza del hombre.
Por último, el más moderno, desaparecido hace poquísimo tiempo, era usado por los ancianos. En él se han suprimido todos los objetos de ostentación. No lleva botonadura ni adornos. Consta de una camisola cerrada sólo por el cuello, que cubre la camisa. De color oscuro, se lleva un pañuelo de seda, amarillo generalmente. Se acompaña con sombrero de fieltro negro. Existe una curiosa simbología según la cual, al levantar alguna de las patas del ala, se indica la condición del hombre: soltero, casado, viudo, etc.

Con todos estos vestidos se calzaban unas alpargatas de pita trabajadas a mano. Los colores que más destacaban en los hombres son el rojo y el blanco. Las mujeres ponen mucha mas fantasía en el colorido de sus ropas. Haremos mención especial a la joyas. "S"emprendada", conjunto de joyas de oro, playa y coral, cuyo valor artístico e histórico está muy por encima del económico.

y no podríamos acabar sin hacer mención de la importancia que tienen el baile, la música y los vestidos dentro de nuestra cultura y como parte muy relevante de nuestra entidad.

GRUPOS 
XACOTERS DE SA TORRE
Xacoters de sa Torre se fundó el día 9 de diciembre de 1995. Se bautizó con el nombre de Xacoters para abarcar todo lo que la palabra xacota abarca: música, bailes, "cançó de porfedi", "cansó glosada", "xeremies" y "caramelles", en todas sus modalidades. La mayoría de sus integrantes pertenecían a la ya desaparecida Colla de Santa María. El sobrenombre de Sa Torre, se refiere a la vecindad que les une con dicho monumento histórico. Han participado en numerosos actos populares dentro de la isla de Ibiza, así como algunas actuaciones dentro y fuera de la península, y la grabación de varios discos de música y canciones populares. Dirección: Sa Tanqueta Pol. XXIII nº 19. Puig d´en Valls. Ibiza. Baleares. C.P. 07819. Telf. (0034) 971 19 03 00.

GRUP DE BALL PAGÈS ES BROLL
El Grup de Ball Pagès Es Broll cuenta con unos setenta componentes, cinco de ellos músicos, lo cual los sitúa como unos de los grupos de baile pagès más numeroso de las Pitiusas. El grupo celebró en mayo de 2002 su 20 aniversario, realizando una exposición conmemorativa. En ella celebraron 20años intensos y cargados de historias y anécdotas, de emociones y de sentimientos. 20 años de trabajo para conseguir mantener, fomentar y transmitir nuestros bailes y nuestra música tradicional.
Dirección: C/ Isidoro Macabich n° 23. 07840 - Santa Eulària des Riu. Telf.: (0034) 971 330818

GRUP DE BALLS TRADICIONALS DE SANTA GERTRUDIS
Dirección: Apartado de correos n° 299. Santa Gertrudis. Telf.: (0034) 971 19 74 07 - 971 19 72 14

CARAMELLERS DE SANTA GERTRUDIS
Dirección: Apartado de correos n° 299. Santa Gertrudis. Telf.: (0034) 971 19 74 07 - 971 19 72 14

SA COLLA DE L´HORTA
Nuestra Señora de Jesús
Sa Colla de l´Horta nació en el año 1978 con la finalidad de recuperar bailes, instrumentos, indumentaria y tradiciones propias de Ibiza. Su fundador y, desde entonces presidente de la asociación, es Vicente Ramón Escandell (Vicent d´en Jordi).
Ha colaborado en la semana de Ibiza en New York (1982), en el Festival Europalia de Bruselas (1985), en la fiesta de aniversario de la casa Hetzel en Alemania (1991), en la inauguración de la Casa de Ibiza y Formentera en Barcelona (1992), en la Expo de Sevilla (1992), en el Xacobeo 93 y numerosos festivales. Como grupo ha participado en el Festival Internacional de Montrejeau en Francia (1993), en el XVIII Festival Ciudad de Burgos (1995), en el Encuentro de Danzas Rituales de la Corona de Aragón (Alicante, 1997), en el Festival de Danzas de Castellón (1998), en la III Mostra de Folklore "A Fonsagarad 2000" (Lugo, 2000) y en el Festival Milagre de Urgueira de Portugal (2001).
Año tras año viene realizando actividades para enseñar y perfeccionar a sus miembros en las danzas y en las manifestaciones musicales propias de Ibiza. Además, desde 1996, organiza diferentes talleres artesanales encaminados a la confección y elaboración de objetos artesanales relacionados con el folclore y la cultura del campo. Como consecuencia de los talleres organizados, y después de constatar la necesidad de su continuidad, Sa Colla de l"Horta se planteó la necesidad de recopilar las experiencias en varias publicaciones, también subvencionadas por el Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu. Participa y colabora en el Festival Folclórico de Ibiza y Formentera. Es miembro fundador de la Federació de ball i cultura popular d´Eivissa i Formentera que existe desde 1998. Recibió el premio Savina, otorgado por el grupo ecologista GEN, en noviembre del año 2001.
En la actualidad está organizando los actos para celebrar el XXV aniversario de su fundación y la publicación de otro libro sobre Sa Colla de l"Horta. 
Domicilio: Edificio Polivalente de Jesús O7819 Jesús. Teléfonos de contacto: Presidente: Vicente Ramón, 971312327. Secretaria: Edu Sánchez, 971313886.

SA COLLA JUVENIL DE PUIG D"EN VALLS 
Fundada en 1985 por iniciativa del párroco Vicente Colomar (Vicent des Pins). Ha estado siempre dirigida por el folclorista Xicu Bufí. Participa en todas las fiestas del pueblo, colabora en los actos culturales del Club de la Tercera Edad y en actos del municipio. Pueden confeccionarse sus propios instrumentos y los trajes. Fue cantera de la Colla Santa María, lo es de los Xacoters de sa Torre. Dispone además de "balladors", "cantadors" y "glosadors". Imparte clases convenidas de baile, música y canción tradicional. Teléfono: 971 31 32 91

GRUP FOLKLORIC DE SANT CARLES DE PERALTA
Telf.: (0034) 971 33 24 05