Corte de la calle San Jaime por las obras de mejora del servicio de agua

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Incidencias
SUSPENSIÓN TEMPORAL DE LA ATENCIÓN PRESENCIAL AL PÚBLICO  Más información
DECRETO ESTABLECIENDO SERVICIOS ESENCIALES PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES Más información
BANDO SOBRE EL PLAN DE MEDIDAS EXCEPCIONALES PARA COMBATIR EL COVID-19 Más información
REALES DECRETOS Y OTRA NORMATIVA ESTATAL POR EL COVID-19 Más información (actualización constante)

 

IMG 5746

 

La calle San Jaime tendrá que estar cortada al tráfico parcialmente un par de semanas para poder ejecutar las conexiones de las nuevas cañerías que darán servicio a las zonas de las calles Joan Tur Tur y Sol y que empezaron en enero.

De momento, el corte de la calle San Jaime se produce al nivel de la gasolinera BP y supone que los conductores que entren al pueblo desde el Puente tendrán que desviarse por Ricardo Curtoys Gotarredona o por Joan Tur Tur para llegar finalmente a Marià Riquer Wallis y desde allá volver a la calle principal. Este mismo trayecto se puede hacer en sentido contrario, con la única variación de que se deberá usar Pintores Puget para conectar Riquer Wallis con Tur Tur.


Mientras sea posible también se permitirá acceder desde el interior del pueblo a la calle del Sol y se intentará en todo momento que se pueda entrar a la gasolinera.

 

La intervención en las calles Juan Tur Tur i la calle del Sol incluye diferentes mejoras. Por un lado, el agua de lluvia de esta zona y de todo el Puig de Missa dejará de ser derivada hacia la plaza de España para contar con una nueva canalización hacia el Paseo Marítimo. Además, esta será independiente de la tuberia de alcantarillado, lo que ahora no ocurría. Igualmente, tanto las aguas negras como el sistema de suministro de agua pasarán a tener tuberias más grandes y de materiales más modernos y resistentes. También se plantea una línea independiente de agua desalada para riego y se soterraran diferentes tendidos eléctricos y de telecomunicaciones que hay en las confluencias de las calles Sol y San Vicente.

 

En este punto, ahora se están realizando las demoliciones de dos vivendes abandonades que darán lugar a una pequeña zona ajardinada y permitirán mejorar la circulación y se ha retrasado la valla de una propiedad para agrandar la acera, dos actuaciones complementarias la renovación de las redes y que se acabarán de forma conjunta para minimizar las molestias. Esta actuación tendrá una duración de cuatro meses y su presupuesto es de 333.000 euros.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Política de cookies